España se coronó campeón del fútbol europeo sub-21


España nuevo campeón europeo sub 21 de fútbol
España volvió a demostrar que la apuesta por el fútbol atractivo y vistoso suele ser el camino más corto para llegar hasta el éxito en el Campeonato de Europa sub 21. Los jugones de 'La Rojita' siguieron los pasos de sus 'mayores' y no dieron opción a una Suiza que poco pudo hacer ante los chicos de Milla, quienes les superaron en la final por 2-0.

Casi un año después de lograr la Copa del Mundo en Sudáfrica, el balompie español sigue en estado de gracia y demuestra que lo logrado hasta ahora no será flor de un día y tendrá continuidad en competiciones venideras. La mezcla del fútbol que ama el balón con el estilo competitivo y ambicioso ha vuelto a dar sus frutos a un equipo que ha sido el mejor de principio a fin gracias a unos futbolistas que han demostrado estar preparados para sustituir a los campeones del mundo en un futuro.

Una vez conocidos todos los estados de ánimo, la decepción tras el duelo con Inglaterra, la euforia después de los choques con República Checa y Ucrania y el sufrimiento frente a Bielorrusia, el combinado español no quiso especular frente a una Suiza que se presentaba como el rival más complicado posible y terminó siendo un digno oponente.

Conseguir todos estos objetivos siempre es más fácil si se tiene una plantilla donde todos los jugadores han aportado, han remado en la misma dirección y jamás han bajado los brazos hasta conseguir un objetivo más ambicioso posible. Javi Martínez y Mata, dos campeones del mundo, lideraron a un equipo que derrochaba calidad gracias a hombres como Thiago, Ander, Muniain, De Gea o Adrián.

El conjunto alpino llegaba a la cita con múltiples posibilidades de crear problemas a España. Sin haber encajado un solo gol en lo que se había disputado de campeonato, con un equipo plagado de campeones del mundo sub 17 dos años atrás, con un mundialista y con futbolistas que ya habían debutado con la absoluta. Muy poco todo eso para frenar a un equipo que trata el balón de forma exquisita y que es capaz de marear al rival con una paciencia al alcance de unos pocos privilegiados.

En el choque final, Milla volvió a apostar por su once de gala, por el equipo que todos conocían de carrerilla y que tan buenos resultados ha terminado dando. No se mostró una sola fisura, todas las líneas hicieron su trabajo de forma brillante y desquiciaron un conjunto suizo que se mostró superado en todo momento.

De Gea apenas tuvo que intervenir, los centrales superaron en todo momento a los puntas rivales, Montoya y Didac se sumaron al ataque para sorprender a la zaga rival, Javi Martínez fue un auténtico muro cuando los suizos tenían el balón, Ander, Thiago y Mata aportaron imaginación y posesión del cuero, Muniain desbordó junto a la línea de cal y trabajó en defensa para ayudar a los suyos y Adrián, que se quedó sin marcar en esta ocasión, no cesó de tirar desmarques para facilitar las llegadas de sus compañeros de segunda línea.

Tanto poderío se vio compensado poco antes del descanso, cuando Didac Vila puso un perfecto centro sobre el área pequeña y Ander lo cabeceó al fondo de la red. El lateral espanyolista colocó el cuero en el escaso espacio inalcanzable para la defensa y el portero y perfecto para el atacante. Así, el centrocampista entró como un obús y tras un potente salto adelantó a los de Milla.

En la segunda mitad poco cambió. El cuero se movía entre los pies de Thiago, Ander y Mata y Javi Martínez seguía dando la impresión de que era el típico chico abusón de un curso mayor sobre el campo. Todos los balones divididos eran suyos, por arriba no daba opción y en los choques, los suizos siempre se iban al suelo ante el poderío del jugador del Athletic.

España se confió
Confiados de que el título estaba muy cerca de España, a la 'La Rojita' le faltaba cerrar el partido. Se llevó un susto ante el cabezazo de Klose tras un centro de Shaqiri pero no tropezó de nuevo en la piedra de la primera jornada ante Inglaterra. Thiago, el jugador con más calidad del torneo sin duda, se encargó de matar el choque con un disparo desde unos 40 metros. El medio vio adelantado a Sommer y no dudó en disparar a portería para marcar el gol del campeonato. La fiesta siguió su curso y ya no hubo susto que valiera ante unos suizos que vieron como el rival les privaba mostrar la calidad que atesoraban en sus botas.

Finalmente, tras conseguir el pase para los Juegos Olímpicos de Londres, el fútbol europeo sigue hablando español y los títulos en el mundo del fútbol no entiende de categorías en un país que sigue maravillando a todo amante del balón.

Fuente: Marca.com
0 Comentarios en "España se coronó campeón del fútbol europeo sub-21"

Gracias por vuestros comentarios, críticas y aportes, todos serán tomados en cuenta.

Back To Top -->