Imogen Thomas, la modelo que deslumbró a Ryan Giggs


Revuelo nacional ha causado en Inglaterra la historia de infidelidad de Ryan Giggs con la ex estrella de "Gran Hermano", Imogen Thomas, pese a una orden legal que impedía que se informara sobre la vida privada del delantero del Manchester United. Pero lo que más sorprende son los detalles de la relación que se revelan a través de los medios.

La historia comenzó una noche de septiembre en un club nocturno de Londres. "De inmediato enganchamos, porque teníamos mucho en común", confidenció la propia ex miss Gales, a un tabloide británico. Tras la primera cita, el delantero insistió en ir a dejarla a su hotel y desde ahí comenzó a llamarla y a coquetear a través de mensajes de texto.

Desde aquel entonces Giggs ya tenía el recurso de protección para que no se informara en los medios de comunicación sobre su vida privada, lo que le costó cerca de US$ 240 mil. El ariete comenzó a quedarse en la casa de la ex figura del reality show, a menudo, en las noches previas a los partidos de los "Diablos Rojos".

Mientras el veterano delantero galés seguía siendo figura con la camiseta del Manchester United, Thomas se hacía conocida por su aparición desnuda en revistas para hombres, por grabar una cinta sexual con uno de sus ex novios (que se filtró en Internet), y por ser novia oficial del jugador del Tottenham Jermain Defoe y del famoso comediante Russell Brand.

Hasta ahí todo era confidencial. Pero todo cambió el 14 de abril cuando el diario The Sun publicó un artículo con el título "Estrella del fútbol se involucra en affaire con Imogen de Gran Hermano".

"El le dijo a ella que era el amor de su vida. Ella dijo estar enamorada y que él la amaba también. No era sólo sexo. Ella creía que era una relación más profunda. Imogen estaba enamorada", comentaba en una revista uno de los amigos de la modelo, que pese a que aparecía como víctima ante la opinión pública, sería acusada de chantaje ante el Tribunal Superior de Londres.

El Oficial de la Orden del Imperio Británico (distinción nobiliaria que tiene el delantero), reconocía ante la justicia haberse reunido cuatro veces con Thomas entre septiembre y diciembre de 2010, mientras legalmente se concluía que la modelo pensaba vender su historia. Se le acusó de pedir US$ 80 mil para guardar silencio, y de organizar citas en un hotel dando aviso a fotógrafos para que los "sorprendieran".

Pese a todas las restricciones la ex señorita Gales vendió su historia a los medios ingleses, sin revelar la identidad de Giggs. Dio diversas entrevistas y apareció en varias revistas. Todo hasta esta semana, donde el nombre del ariete galés comenzó a aparecer en Twitter y luego a filtrarse a través de los medios. Aunque su punto más "polémico" lo puso el diputado John Hemming, quien utilizando su fuero legal lo nombró y defendió la libertad de información, sacando a la luz pública una situación que alcanzó a mantenerse escondida sólo un par de meses.



Imogen Thomas, modelo y novia de Giggs

Back To Top -->